You are here

RESOURCE: vigiladas. explotadas. deportadas. violaciones a los derechos de las trabajadoras sexuales migrantes en europa y asia central

El jueves 16 de noviembre de 2016, ICRSE presentó la versión en inglés de su tercer Documento Informativo Interseccional 'Vigiladas. Explotadas. Deportadas. Violaciones a los derechos de las trabajadoras sexuales migrantes en Europa y Asia Central', acompañado de un Documento sobre Políticas y Recomendaciones acerca de los derechos de l*s trabajador*s sexuales migrantes.

El Documento Informativo analiza cómo la criminalización de las migraciones y el trabajo sexual sumada a la falta de oportunidades económicas y laborales colocan a l*s trabajador*s sexuales en situación de vulnerabilidad a la explotación, la violencia y otras violaciones a sus derechos humanos.

Presentamos el Documento Informativo (en inglés) en Bruselas durante nuestro Seminario sobre los Derechos de l*s Trabajador*s Sexuales Migrantes que marcó la conclusión de una Reunión para la Acción que duró tres días y congregó a trabajador*s sexuales migrantes, organizaciones por los derechos de l*s trabajador*s sexuales, prestador*s de servicios y organizaciones de derechos humanos. Este Seminario fue un evento potente en el que l*s trabajador*s sexuales migrantes hablaron públicamente de sus condiciones de vida y de trabajo y aliad*s de diversas organizaciones reafirmaron su compromiso con el movimiento por los derechos de l*s trabajador*s sexuales. Pronto podrán encontrar un informe sobre esta reunión con fotos y videos.

Resumen del documento informativo:

En Europa l*s trabajador*s sexuales se enfrentan constantemente a violaciones a sus derechos humanos que contravienen los principios de la Carta de Derechos Fundamentales de la Unión Europea y el Convenio Europeo de Derechos Humanos, entre ellos la igualdad de género como meta. Su situación se ve agravada por la tendencia a un mayor conservadurismo social, las reacciones adversas contra los derechos de las mujeres y las personas LGBT, y los intentos cada vez más pronunciados de los gobiernos por criminalizar a l*s trabajador*s sexuales, sus clientes y a terceras personas que no l*s explotan pero que facilitan su trabajo o se benefician de él.

Se estima que l*s trabajador*s sexuales comprenden más del 65% del total de personas dedicadas al trabajo sexual en Europa Occidental y 16-17% en Europa Central. Además, en años recientes, l*s personas que huyen hacia Europa en busca de asilo y de refugio están optando cada vez más por el trabajo sexual como estrategia para generar ingresos.

El uso cada vez mayor de la legislación penal para gestionar las migraciones, los desarrollos negativos en la regulación del trabajo sexual y la implementación de políticas contra la trata que perjudican a l*s trabajador*s sexuales migrantes han agravado de manera significativa la vulnerabilidad de esta población a los abusos, la violencia y la explotación. Las redadas policiales reiteradas y las llamadas «operaciones de rescate» en ámbitos donde se realiza trabajo sexual socavan de manera permanente la seguridad de l*s trabajador*s sexuales, l*s obligan a trabajar de manera clandestina, y las exponen a la explotación y a la trata. Estas medidas también tienen como resultado la repatriación o la deportación de l*s migrantes, muchas veces hacia países en los que deberán enfrentarse a niveles elevados de violencia de género y persecución.

La magnitud de estos problemas exige respuestas urgentes a nivel europeo y nacional. Dichas respuestas deben abordar las causas estructurales de la vulnerabilidad de l*s migrantes: la criminalización de las migraciones así como de la facilitación del ingreso y permanencia de migrantes sin documentación, la falta de acceso al empleo, las leyes represivas que regulan el trabajo sexual y el uso de políticas contra la trata para detectar y deportar a trabajador*s sexuales sin documentación.

Por eso, el Comité Internacional por los Derechos de l*s Trabajador*s Sexuales en Europa llama a quienes diseñan políticas a:

  • Apoyar la despenalización del trabajo sexual para garantizar el acceso de l*s trabajador*s sexuales migrantes (sin documentación) a la salud y la justicia.
  • Apoyar la regularización de l*s migrantes en situación irregular y poner fin a las deportaciones de trabajador*s sexuales migrantes (sin documentación).
  • Garantizar que quienes solicitan asilo, las personas refugiadas y migrantes (sin documentación) tengan acceso a prestaciones sociales y a oportunidades económicas y laborales.

Pueden descargar el documento sobre políticas aquí.

Pueden descargar la versión en línea del documento informativo aquí.

Para descargar la versión imprimible del documento informativo, por favor pulsen sobre la fotografía que se encuentra debajo.


Sponsored and hosted by byte.